Antoni Albalat. Cuaderno 9 "E"

Antoni Albalat. Cuaderno 9 "E"
Antoni Albalat. Cuaderno 9 "E"

jueves, 6 de noviembre de 2014

RECITAL DE POESÍA MÍSTICA (Organizado por VERBA MANENT)



El pasado 4 de octubre, los versonautas de Verba Manent y  Poetas sin sofá, Iris Almenara, Tony Calix y Manolo Benages, ofrecieron un recital de poesía de los místicos y ascetas Sta. Teresa de Jesús, Fray Luís de León, San Juan de la Cruz y Sor Juana Inés de la Cruz.

La ermita de Sant Francesc, ubicada  en el Racó de Sant Francesc de Tales (Castellón) sería el escenario idóneo.

En un ambiente de recogimiento, ilumnado tenue y cálidamente por las llamas de los cirios y en medio de una naturaleza envolvente, los poemas se entrelazaron con la música en las voces de Judith e Iris Almenara, quien nos regaló con su sorprendente voz el Ave María de Schubert al finalizar el recital.


Una vivencia mística en una "noche sosegada" de "soledad sonora".

                  





Iris Almenara"Ave María" de Schubert


SAN JUAN DE LA CRUZ

Cántico espiritual


-Canciones entre el alma y el esposo-

Esposa:


¿Adónde te escondiste,
amado, y me dejaste con gemido?

Como el ciervo huiste,
habiéndome herido;
salí tras ti, clamando, y eras ido.          

Pastores, los que fuerdes
allá, por las majadas, al otero,
si por ventura vierdes
aquél que yo más quiero,
decidle que adolezco, peno y muero.

(…)

Pregunta a las Criaturas


¡Oh bosques y espesuras,
plantadas por la mano del amado!
¡Oh prado de verduras,

de flores esmaltado,
decid si por vosotros ha pasado!  

(…)         

Esposo:


Vuélvete, paloma,
que el ciervo vulnerado
por el otero asoma,
al aire de tu vuelo, y fresco toma.          

Esposa

¡Mi amado, las montañas,
los valles solitarios nemorosos,
las ínsulas extrañas
los ríos sonorosos
el silbo de los aires amorosos;              

la noche sosegada,
en par de los levantes de la aurora,
la música callada,
la soledad sonora,
la cena que recrea y enamora;  

(…)


SANTA TERESA DE JESÚS



Si el amor que me tenéis

     -Coloquio amoroso-

Si el amor que me tenéis,
Dios mío, es como el que os tengo,
Decidme: ¿en qué me detengo?
O Vos, ¿en qué os detenéis?

-Alma, ¿qué quieres de mí?
-Dios mío, no más que verte.
-Y ¿qué temes más de ti?
-Lo que más temo es perderte.


Un alma en Dios escondida
¿qué tiene que desear,
sino amar y más amar,
y en amor toda escondida
tornarte de nuevo a amar?


Un amor que ocupe os pido,
Dios mío, mi alma os tenga,
para hacer un dulce nido
adonde más la convenga.






1 comentario: